El uso de whatsapp en los jóvenes

Categorías Redes Sociales0 comentarios

Analizando los datos del Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones podemos afirmar que España es uno de los principales países de la Unión Europea con mayor penetración de teléfonos móviles inteligentes. Según los datos del séptimo informe «La Sociedad en Red», correspondiente al año 2013, elaborado anualmente por el Observatorio Nacional de las Telecomunicaciones y de la sociedad de la Información (ONTSI), la penetración de internet en los hogares españoles ha llegado ya al 69.6%, mientras que la penetración de telefonía móvil ha llegado al 96%, al que le sigue la telefonía fija (83%), Internet (70%) y la televisión de pago (21%). Puedes leer el informe completo aqui  El Informe

Me atrevo asegurar que una de las aplicaciones que tenemos la mayoría de los españoles en nuestros smartphone es el WhatsApp. Gracias a él nos podemos comunicar de forma completamente gratuita desde cualquier parte del mundo con conexión a internet. Compartimos fotos, videos, mensajes de voz, cadenas absurdas, creamos eventos interminables, pero sobre todas las cosas nos comunicamos.

¿Cómo usan los jovenes el WhatsApp? 

Seguro que muchos padres y educadores creen que los jóvenes utilizan el WhatsApp como nosotros. Pero lamentablemente no siempre es así, el WhatsApp se ha convertido en una arma de control en las relaciones entre adolescentes. No he perdido la cabeza, les hablo de la cruda realidad. Piénselo detenidamente.

El WhatsApp te informa de la última vez que te conectaste.

WhatsApp te informa si has leído el mensaje que has recibido. 

Estos dos datos pueden ser utilizados por las parejas de adolescentes para pedirse explicaciones, demandar una continua atención a sus mensajes y torturar psicologicamente a la pareja.

El gran problema de la tecnología es el uso que damos de ella, sin educación y valores, de nada sirve que podamos comunicarnos, pues lo haremos de forma errónea. Los jóvenes creen que es bueno que sus parejas los controlen, ellos creen que esto es acto de amor, de preocupación. Consideran bueno que les fiscalicen sus horas de conexión, sus contactos, sus fotos, su vestuario, sus amigos.

Por eso aprovecho una vez más para invitar a padres y educadores a utilizar la tecnológica, conocer su funcionamiento y hablar de forma sincera a los más jóvenes de la casa.  La prohibición nunca fue la solución a nada, el desconocimiento implica miedo y el miedo no te deja avanzar. 

Quiero compartir con vosotros la campaña de No te Cortes: Programa de atención para adolescentes víctimas de violencia de género. 

Publicista Social Media

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.